Beneficios del ejercicio físico sobre enfermedades cardiovasculares por Bibiana Aballe

Es un hecho que la gran parte de las enfermedades cardiovasculares se producen debido a la disminución, hasta llegar a la obstrucción total, del paso de la sangre por las arterias que transportan el oxígeno y los nutrientes a diversos órganos y tejidos como el corazón, el riñón, el cerebro, el intestino o las piernas.

La profesora de ESYDE Formación Bibiana Aballe ha elaborado este artículo acerca de los beneficios del ejercicio físico en relación a las enfermedades cardiovasculares. Son muchos los estudios en varios países que determinan que estas enfermedades pueden evitarse si cambiamos los hábitos alimenticios, dejamos de fumar, perdemos peso y hacemos ejercicio.

De esta forma, las personas que practican deporte con regularidad, suelen estar en mejores condiciones tanto físicas como mentales para enfrentar los desafíos que se le presentan en su vida cotidiana.

Igualmente, con la práctica de deporte se llevan a cabo cambios cardiovasculares, dichos ajustes producen mejorías en la fuerza de bombeo del corazón lo que se traduce en una mejor capacidad de los vasos sanguíneos del músculo cardiaco, mayor desarrollo de la formación de circulación colateral para mejorar la vascularización y el trabajo fisiológico de las células miocárdicas entre otras.

Actualmente, las enfermedades del sistema cardiocirculatorio suponen el primordial problema de salud en  España tanto en la edad adulta como en los ancianos. Este es uno de los temas que trataremos en nuestro máster organizado por ESYDE y Fundación San Pablo Andalucía CEU de Actividad Física, Salud y Patologías.

Este estudio tiene como principal objetivo informar de la gran variedad de beneficios que aporta el ejercicio físico sobre las enfermedades cardiovasculares.

Beneficios del ejercicio físico sobre la salud

  • Se produce de una mejoría en la capacidad física y una mayor capacidad de esfuerzo.
  • Mayor capacidad de llevar a cabo las actividades diarias.
  • Reduce la mortalidad total.
  • Mejora cardiovascular, funcional y de calidad de vida a corto y medio plazo.

Beneficios sobre diferentes enfermedades cardiovasculares

  • En  relación a las cardiopatías congénitas presentan una mejor evaluación de la calidad de vida, se encuentran más satisfechos con su salud y obtienen puntuaciones más altas en los dominios de relaciones físicas y sociales.
  • La cardiopatía isquémica está relacionada con un incremento en la evaluación sobre la calidad de vida relacionada con la salud.
  • Con relación a pacientes con enfermedad en las arterias coronarias decrece la posibilidad de desarrollar eventos coronarios.
  • En cuanto a las personas con insuficiencia cardíaca tanto el entrenamiento aeróbico, como combinado con el de resistencia mejoran la VO2 máx.
  • En enfermedades cerebrovasculares el ejercicio físico favorece la  calidad de vida de aquellas personas que han sufrido ictus, ya que contribuirá a la mejora de la autonomía funcional y reducirá el riesgo de nuevos eventos cerebrovasculares.
  • Con hipertensión arterial mejora a presión arterial, el perfil de lipoproteínas-lípidos plasmáticos, la sensibilidad a la insulina así como la regresión de la patología de la hipertrofia ventricular izquierda.

Beneficios musculares

  • Se incrementa la densidad de los capilares, de las fibras oxidativas y de las mitocondrias.
  • Crece la fuerza muscular.
  • Aumenta la masa corporal magra.
  • Se potencia tanto la fuerza con la que se contrae el corazón como la frecuencia cardiaca mejorando la capacidad de trabajo y función ventricular izquierda.
  • Incrementa la actividad de las enzimas musculares, elementos que permiten un mejor metabolismo del músculo y por ende una menor necesidad de exigencia de trabajo cardíaco.

Beneficios respiratorios

  • Aumenta progresivamente  la ventilación primero por una mayor profundidad de las respiraciones y después por un aumento de la frecuencia respiratoria.
  • Se incrementa la capacidad respiratoria y la oxigenación de la sangre.
  • Disminuye la fatigabilidad y la disnea.
  • Crece la extracción de O2 periférico.
  • Se produce un balance entre la demanda, suministro de oxígeno y trabajo miocárdico por sus efectos en el retraso de la progresión de la aterosclerosis.

Beneficios psicológicos

  • Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental.
  • Se produce la liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el ” sentirse bien” después del ejercicio.
  • Disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión.
  • Mejora la capacidad de pensar, el estrés, la ansiedad, la depresión, la autoconfianza y el bienestar.
  • La confianza del paciente (autoeficacia) es un componente clave para la adherencia.

Benéficos sobre el sistema circulatorio

  • Aumenta el flujo sanguíneo miocárdico.
  • Disminuye la frecuencia cardíaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido.
  • Crece el tono vagal.
  • Se reduce la adherencia plaquetaria.
  • Disminuye la demanda de oxígeno del miocardio.
  • Decrece la presión arterial.
  • Disminuye  la viscosidad de la sangre.
  • Se reduce el LDL (colesterol malo).
  • Aminora la velocidad de relajación ventricular izquierda.
  • Mejora la función endotelial y mejora la distensibilidad del vaso (rigidez reducida).

En conclusión, la actividad física y el ejercicio ayudan a prevenir cualquier tipo de enfermedades, por eso en nuestro Máster en Actividad Física, Salud y Patologías formamos a personas que deseen trabajar en centros de salud o entrenamientos mediante un modelo formativo basado en la investigación y adquisición de conocimientos y competencias específicas.

Esto permitirá a nuestros alumnos desempeñar labores de entrenamientos personalizados en el ámbito del fitness, wellness, el deporte y centros de salud y rehabilitación.

Referencias bibliográficas

  • Adams, V; Linke, A. (2019): Impacto del entrenamiento físico en la enfermedad cardiovascular y el riesgo. Biochimica et Biophysica Acta (BBA)- Bases moleculares de la enfermedad, vol. 1865, nº 4, 728-734.
  • Antonicelli_R, Spazzafumo_L, Scalvini_S, Olivieri_F, Matassini_MV, Parati_G, et al. Exercise: a “new drug” for elderly patients with chronic heart failure. Aging 2016;8(5):860-72.
  • Bartlo P. Aplicación basada en evidencia de entrenamiento aeróbico y de resistencia en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva. J Cardiopulm Rehabil Prev. 2007 Nov-Dic;27(6):368-75. doi: 10.1097/01.HCR.0000300263.07764.4a. PMID: 18197070.
  • Bartlo P. Aplicación basada en evidencia de entrenamiento aeróbico y de resistencia en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva. J Cardiopulm Rehabil Prev. 2007 Nov-Dic;27(6):368-75.
  • Belfiore, P., Miele, A., Gallè, F., & Liguori, G. (2018). Adapted physical activity and stroke: a systematic review. The Journal of sports medicine and physical fitness, 58(12), 1867–1875. https://doi.org/10.23736/S0022-4707.17.07749-0
  • Collins E, Langbein WE and Orebaugh C. Polestriding exercise and vitamin E for management of peripheral vascular disease. Med Sci Sports Exerc 2003; 35: 384–393.
  • Fleetdher GF, Blair SN, Blumenthal J, Caspersen C, Chaitman B, Epstein S, et al.(1992). Stament on exercise benefits and recommendations for physical activity programs for all americans.A statement for health profesionals by the Committee on Exercise and Cardiac Rehabilitation of the Council on Clinical Cardiology, American Heart Association. Circulation.;86:340-344.
  • Gómez, J.M., Rizo, S. & Villar del Campo, C., (2003) Rehabilitación cardíaca tras un infarto de miocardio. Jano, 64 (1476).
  • Håglin L, Lundström S, Kaati G, Bäckman L, Bygren LO. All cause mortality of patients with dyslipidemia up to 19 years after a multidisciplinary lifestyle modification programme: a randomized trial. Eur J Cardiovasc Prev Rehabil. 2011;18:79–85.
  • Hambrecht R, Niebauer J, Fiehn E, Kalberer, Offner B,HauerK, Riede U, Schlierf G, Kubler W, Schuler G. Physical trainingin patients with stable chronic heart failure: effects on cardiorespiratory fitness and ultrastructural abnormalities of leg muscles. J Am Coll Cardiol 1995;25:1239-1249 .
  • Hernández González, R; Ríos Rodríguez, E; Chávez Vega, R; Ponce Puig, E; Casanova Torres, O. (2007): Beneficios de los ejercicios con pesos en pacientes con cardiopatía isquémica mayores de 60 años. EfDeportes Revista Digital, 12, nº 111.
  • Huber, A., Höfer, S., Saner, H., & Oldridge, N. (2020). A little is better than none: the biggest gain of physical activity in patients with ischemic heart disease. Wiener klinische Wochenschrift. 132(23-24), 726–735.
  • Kachur Sergey, Chongthammakun Vasutakarn, Lavie Carl J., De Schutter Alban, Arena Ross, Milani Richard V., Franklin Barry A., Impact of Cardiac Rehabilitation and Exercise Training Programs in Coronary Heart Disease, Progress in Cardiovascular Diseases (2017), doi: 10.1016/j.pcad.2017.07.002
  • Langbein WE, Collins EG, Orebaugh C, et al. Increasing exercise tolerance of persons limited by claudication pain using polestriding. J Vasc Surg 2002; 35: 887–893.
  • Lou, M., Zong, X. F., & Wang, L. L. (2017). Curative treatment of hypertension by physical exercise. European review for medical and pharmacological sciences, 21(14), 3320–3326.
  • Madaria, Z. (2018): Ejercicio físico en patología cardiaca. Fundación Española del corazón.
  • Madaria, Z. (2018): Respuesta del organismo a la actividad física. Fundación Española del corazón.
  • Mandic, S., Tymchak, W., Kim, D., Daub, B., Quinney, H. A., Taylor, D., Al-Kurtass, S., & Haykowsky, M. J. (2009). Effects of aerobic or aerobic and resistance training on cardiorespiratory and skeletal muscle function in heart failure: a randomized controlled pilot trial. Clinical rehabilitation. 23 (3), 207–216. https://doi.org/ 10.1177/0269215508095362
  • Márquez, J. (2013): Beneficios del ejercicio en la insuficiencia cardíaca. Revista chilena de cardiología, vol. 32, nº 1, 58-68.                               En https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext &pid=S0718-85602013000100009&lang=en
  • Martínez, E., Estupiñán, H., Déniz, L., Rojas, A.B., Barreto, A., González, J.M., Miranda, G., Rodríguez, F., & Tugores, A. (2021). The effect of physical activity on quality of life and serum glucose and cholesterol levels in patients with congenital heart disease. American journal of cardiovascular disease. 11(1), 53– 64.
  • McKelvie R, Teo K, Roberts R, McCartney N, Humen D, Montague T, Hendrican K, Yusuf S. Effects of exercise training in patients with heart failure: The Exercise Rehabilitation Trial (EXERT). Am Heart J 2002; 144: 23-30
  • Monsuez JJ. Coronary heart disease. Arch des Mal du Coeur des Vaiss – Prat. 2015;2015(234):37–9.
  • Myers J, Wagner D, Schertler T, Beer M, Luchinger R, Klein M, Rickli H, Muller P, Mayer K, Schwitter J, Dubach P. Effects of exercise training on left ventricular volumes and function in patients with non ischemic Cardiomyopathy: application of magnetic resonance myocardial tagging. Am Heart J 2002;144:719-725.
  • Varo, J.J., Martínez J.A., & Martínez M.A. (2003) Beneficios de la actividad física y riesgos del sedentarismo. Medicina clinica, 121(17), 665- 72.
  • Witham_MD, Fulton_RL, Greig_CA, Johnston_DW, Lang_CC, van der_Pol_M, et al. ENicacy and cost of an exercise program for functionally impaired older patients with heart failure: a randomized controlled trial. Circulation: Heart Failure 2012;5:209-16
  • Yung, L. M., Laher, I., Yao, X., Chen, Z. Y., Huang, Y., & Leung, F. P. (2009). Exercise, vascular wall and cardiovascular diseases: an update (part 2). Sports medicine. 39 (1), 45–63. https://doi.org/ 10.2165/00007256-200939010-00004

Deja una respuesta