Saltear al contenido principal
955 232 259 / 687 317 641 / 659 788 185 info@esyde.eu
Información Y/de Futuro

Información y/de futuro

Vivimos en una sociedad en la que la información está al alcance de muchos con tan solo sacar el teléfono móvil del bolsillo, pero ¿sabemos filtrarla o nos creemos todo lo que leemos en internet?
Esto ocurre con todo, busques lo que busques, y hasta cierto punto es tolerable, no todo puede ser honesto en un mundo en el que la información es oro, donde se busca el click fácil y rápido para generar visitas e ingresos.

El problema viene cuando estos bulos pueden llegar a afectar la salud de los lectores, como con el fitness, “rutinas milagro y dietas”, si es que merecen ser llamadas así, sin ningún tipo de fundamento ni rigor científico. Para combatir el problema, primero debemos entenderlo, vamos a ello.
Partamos de la base que, muchas de las personas que buscan informarse, no tienen ni los conocimientos mínimos sobre aquello de lo que quieren aprender, nadie nace sabiendo, por tanto, cabe la posibilidad de que lo primero que lean se les quede grabado como la verdad, cuando puede ser un estudio inventado y venderlo como lo mejor del mundo, un milagro de la ciencia.

Navegando por cualquier página, te puede aparecer un banner de publicidad en el que te cuentan que” NADIE” conoce “tal secreto” que está haciendo “introduce cualquier verbo que te interese para llamar la atención del lector” en (“inserta país” y te contamos cómo. La verdad, cada vez que los leo pienso, ¿pero de verdad creen que hay gente tan estúpida para creérselo? Pues sí, aunque hay que diferenciar estúpida de ignorantes, si una persona no conoce algo, puede caer fácilmente en la trampa, probablemente sea un click perdido que no llevará a ningún sitio, pero seguro que alguien acaba participando en esa trampa.

Voy a poner un ejemplo, imagina ser un joven de 14 años navegando por internet cuando de repente aparece ante ti la posibilidad de ganar masa muscular o perder grasa sin esfuerzo alguno, tan fácil como entrar aquí y hacer todo lo que te diga, probablemente se lleve un chasco tras ver que no funciona y fuera, una mala experiencia más, algo normal, pero ¿y si no fuera solo una experiencia más?
La sociedad evoluciona rápido, todo lo que hoy es una novedad en un para de semanas como mucho estará anticuado, en ciencia, por ejemplo, lo que hace años se tachaba inmutable, hoy se desmiente y lo aceptamos, tal y como lo aceptamos años atrás, hay que saber actualizarse, actualizarse bien. Ahora que mi segundo año como estudiante está llegando a su último tercio, podría decirse que estoy a tres meses de convertirme en un profesional del deporte, trabajaré siempre de cara a otras personas, que delegarás toda su confianza en mí para diversos objetivos, en los que siempre se verá involucrada su salud.

Os hablo ahora, como profesionales, o futuros, que amamos nuestra formación y la vocación nos nace de dentro, tenemos que ser la mejor versión de nosotros mismos, buscar la mejor calidad en aquello que ofrecemos a los demás, ser capaces de convencer con el ejemplo y la palabra, desmontar mitos, bulos y teorías de forma irrefutable, cambiar el chip de los cabezones, animar a aquél que no está convencido… todo lo que hemos aprendido es una herramienta que nos da credibilidad y nos permite desarrollar nuestra actividad laboral, pero lo realmente importante es lo que hagamos con ello.

Cuando yo finalice mis estudios, se me abrirá por primera vez un inmenso mundo laboral, junto a 30 de mis compañeros en Cádiz y miles en toda España, contando solo con este año escolar, suponiendo que todos partimos de base con el mismo título, ante el papel somos todos iguales, si acaso nos diferenciará la foto que adjuntaremos al currículum y algunos datos más de “interés”.

Si acabaste pensando “bah, ya tengo el título” lo siento por ti, no llegarás lejos probablemente, ahora que de verdad se nos considera aptos, elegid aquello que os apasione y luchad por ser los mejores en lo vuestro, seguid con vuestra formación, creced personal y profesionalmente, aprended de los demás, escuchad opiniones, desechad las negativas y abrazad las que os hagan bien, seguid nutriendo vuestra mente, apoyaos en las personas que siempre están a vuestro lado, es más fácil saltar de un avión si lleváis paracaídas.

Lo que empezó siendo un simple artículo sobre la (des)información se ha convertido en una carta para todos mis compañeros, estén donde estén, para darles fuerza, despertar y avivar una llama latente que todos poseemos en nuestro corazón, la voluntad de conseguir algo más grande que “tener un simple título”, yo no soy nadie para deciros lo que tenéis que hacer, solamente os advierto, yo voy a por todas, no os lo voy a poner fácil, llegaré lo más lejos posible sin pisotear a nadie, cooperando, luchando, trabajando, dando lo mejor de mí, ¿y tú?.

Muchísima suerte a todos, esto acaba de empezar.

Francisco José Contreras García.

ESYDE Cádiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba